¿Por qué la gente se grita?

 
 
 

¿Por qué la gente se grita?

Un día un sabio preguntó a sus discípulos lo siguiente:
– ¿Por qué la gente se grita cuando están enojados?

Los hombres pensaron unos momentos:
– Porque perdemos la calma – dijo uno – por eso gritamos

– Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado? – preguntó una vez más ¿No es posible hablarle en voz baja? ¿Por qué gritas a una persona cuando estás enojado?
Los hombres dieron algunas otras respuestas pero ninguna de ellas satisfacía al maestro.

Finalmente él explicó: – Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho. Para cubrir esa distancia deben gritar, para poder escucharse. Mientras más enojados estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro a través de esa gran distancia.

Luego preguntó: – ¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran? Ellos no se gritan sino que se hablan suavemente, por qué? Sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellos es muy pequeña.

Continuó: – Cuando se enamoran más aún, qué sucede? No hablan, sólo susurran y se vuelven aún más cerca en su amor. Finalmente no necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo. Así es cuan cerca están dos personas cuando se aman.

Luego el sabio concluyó: Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que los distancien más, llegará un día en que la distancia sea tanta que no encontrarán más el camino de regreso.

Proverbios 15:1 "La respuesta suave quita la ira; mas la palabra áspera hace subir el furor."

 

   ¿Qué tal mis queridos amigos?  Hoy meditaba sobre esta  reflexión y me detuve a pensar, ¡cuanta razón existe en esas palabras!  ¿Cuántas veces llenamos el hueco que deja el distanciamiento, entre los seres que amamos,  con gritos?  ¿Por qué es tan fácil gritar a nuestros seres queridos y tan difícil controlar el impulso de no hacerlo?  ¿Por qué se nos hace más fácil practicar la paciencia con conocidos y aún con extraños y en cambio se dificulta tanto mostrar nuestra sencibilidad a la génte que más amamos?  ¿No debería de ser al contrario?  Entonces, ¿qué es lo que nos pasa?  Será que alguien puede decir, “¡eso no me pasa a mí!"  Si es así, ¡felicidades!  Si tú, que estas leyendo eres esta persona, pasame la receta.  Porque yo, ¡Sí, pierdo el contról!  Y, lo pierdo más seguido con la génte que quiero y con la que tengo más confianza.  ¿Por qué será?  

Yo, creo que lo más importante de esto es reconocer que esto nos pasa.  Porque, de esta manera, podremos estar más conscientes y atentos a cuando esto sucede y podremos intentar  evitarlo.  ¡Nadie somos perfectos! Para perfeción, Jesucristo y aún él fue tentado.   Por eso, estemos dispuestos a aceptar nuestros errores y busquémos la manera de enmendarlos.  Nosotros tanto como nuestros seres queridos necesitamos escuchar palabras de afirmación.  Nadie sabemos que se nos quiere si no lo escuchamos, por eso hay que repetirlo cada vez que nos sea posible.  Pues, si los seres que amamos escuchan más nuestros gritos y nuestras frustraciones y rara vez palabras de afirmacion de nuestro amor por ellos, les estaremos mandando el mensaje equivocado.

 

Que Dios me los bendiga y proteja a todos,

 

-Lupita-

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s