Hoy, siento el peso de la responsabilidad:

    

 

 ¡Hoy llueve en California y aunque estos dias me ponen melancolica, estoy felíz! Me siento contenta porque tuve una plática muy amena con mi amiga  Cristna.  Cristina es una jóven a quién admiro por su trabajo en la comunidad.  Por eso, cuando ella me dijo durante nuestra junta/almuerzo, “Me encanta la forma con la que ves la vida” y agregó, “Tus hijos, tu esposo, tu familia, y todos tus amigos se han de sentir muy orgullozos de ti”   sentí alegría pero a la vez un gran peso de responsabilidad.  ¿Cómo imaginar que alguien, que conzco hace poco, se fija en lo que hago?   Hoy Cristy y yo platicamos de familia, educación, empleo, religión y hasta política.  Pero solo fuimos a almorzar, ¿de donde salió tanta plática? Creo que de nuestros intereses en común y de la confianza que hemos logrado tenernos en el poco tiempo que llevamos de conocernos. 

    Pero, mi alegría crece cuando pienso en mi reciente amiga Carmen a quien solo conozco por teléfono y con la que existe una química que pareciera que nos concemos de toda la vida.  Conocí a Carmen buscando hacer una cita  para ver a un médico y ella me dio la cita.  Curiosamente ella es de Guadalajara, Jalisco por lo que somos paisanas.  A las dos nos trajeron a California siendo niñas, las dos somos madres y tenemos hijos en el colegio.  Carmen quiere regresar a la escuela y su interes creció cuando supo que yo estoy cursando la universidad.  Pues ella creía que ya no era tiempo para  que ella intentara terminar su carrera de maestra o trabajadora social. Yo intenté darle ánimo exponiendole mi caso personal.  Intercambiamos teléfonos para hablar sobre su regreso a la universidad y quedamos de juntarnos para conocernos en persona, almorzar y platicar. 

     ¿Qué cosas, no? Se dan cuenta, como Dios cruza nuestros caminos con génte con la que nunca imaginamos hacer amistad? ¡Esto, simplemente no puede ser casualidad! Cuando Dios tiene un plan para nosotros suceden cosas que de momento no tienen una explicación pero que llegan a enriquecer nuestra vida en este mundo, en el que vamos de paso.   Por eso, no te cierres a los acontecimientos que no comprendes.  Trata de desifrar los mensajes ocultos en cada uno de estos y dale más sentido a tu vida. 

                                                                                                           Lupita–

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s